Inicio / ESPECTACULOS / Diez años sin Mercedes Sosa: postales de una vida que dejó una huella más allá de lo musical

Diez años sin Mercedes Sosa: postales de una vida que dejó una huella más allá de lo musical

En un nuevo aniversario de muerte de la Negra, el recuerdo de quien fue una de las personas más inspiradoras de nuestra cultura e identidad.

Mercedes Sosa, a diez años de su muerte

Ya pasaron 10 años desde que Mercedes Sosa nos dejó. Fue el 4 de octubre de 2009, a la madrugada, cuando nuestra querida Negra murió en el Sanatorio de La Trinidad luego de varias semanas de internación. Pasaron muchas noches y muchos días sin ella, pero su música siguió sonando y, a una década de su partida, su legado, el recuerdo de sus colegas y el amor de sus fanáticos se mantiene más vivo que nunca.

Mercedes Sosa, en los años ’60.

Oriunda de San Miguel de Tucumán, nacida nada más y nada menos que el 9 de julio (de 1935), Mercedes comenzó a cantar cuando tenía solo 15 años. Su debut fue en un acto escolar justamente con el Himno Nacional Argentino. Toda una mujer de la patria.

Desde entonces, dedicó la vida a su gran pasión: la música. Conocida como “La voz de América latina”, fundadora del Nuevo Cancionero –el movimiento que protagonizó la música popular argentina durante los ’60 y ’70-, madre soltera, peronista, comunista y de fuertes principios, Mercedes Sosa es considerada la mayor exponente del folclore de nuestro país.

Ya en Buenos Aires desde hacía tiempo, con una carrera consagrada y varios discos editados –entre los que se encuentran algunas de sus joyas más preciadas como Canciones con fundamento y Homenaje a Violeta Parra-, en 1979 la Negra debió exiliarse a Europa por la dictadura cívico-militar que se vivía en nuestro país. Vivió en Francia y en España, desde donde continuó haciendo música. Fueron los años más difíciles de su vida: su segundo marido (Pocho Mazitelli) había muerto un año antes, se encontraba a miles de kilómetros de su casa, sufría la censura y era perseguida por sus convicciones políticas. En diversas ocasiones se refirió a ese tiempo como una época de mucho dolor.

Mercedes, “la negra”, Sosa, en 1982.

Más allá de sus grandes aportes al folclore, con los que la mayoría se enamoraron de ella, Mercedes Sosa fue pionera en la fusión con diversos géneros musicales como el rock, el pop y el tango, y recibió múltiples reconocimientos por ello. Su vida y obra incluye amistades y trabajos con personajes tan diversos como maravillosos: desde Luis Alberto Spinetta hasta Shakira, pasando por Charly García, Gustavo Cerati, Calle 13, Víctor Heredia, León Gieco, Joan Manuel Serrat, Soledad Pastorutti, Fito Páez, Julieta Venegas, Vicentico y Caetano Veloso, entre muchos otros.

A lo largo de su carrera, Mercedes recibió importantes premios, entre los que se encuentran seis Latin Grammy y un Gardel de Oro. Con este último fue, durante 20 años, la única mujer en haberlo recibido; hasta 2018, cuando Marilina Bertoldi lo ganó y denunció las cimientos patriarcales con los que siempre se guió esa premiación.

Gran defensora de los derechos humanos y con un admirable compromiso social y político, Mercedes Sosa fue una de las grandes contribuyentes a nuestra cultura y hoy, a 10 años de su muerte, solo queda escucharla y recordar. Siempre tendrá algo más que decir.

Compruebe también

Luciana Salazar volvió a atacar durante el debate presidencial: su picante minuto a minuto en Twitter

Elecciones 2019| Fiel a su estilo, la figura del Bailando 2019 dio su mirada sobre …

Axel, complicado: podrían llegar nuevas denuncias

Así lo reveló José D’Antona, el abogado de la joven que radicó la denuncia por …

Dejanos tu comentario